Consejos para la puesta a punto de vehículos industriales de cara a septiembre

Septiembre está a la vuelta de la esquina y es tiempo, tras la pausa del verano, de retomar nuestra actividad. Si te dedicas a algún negocio que implique la utilización de vehículos industriales, ya sean estos más sencillos o complejos, sabrás que es el momento de darles una buena puesta a punto o revisión. Dada la naturaleza del sector transportes y otros relacionados, es muy posible que en julio y agosto tu empresa, y con ella tus vehículos, haya seguido al pie del cañón. Más motivo entonces para echar un ojo a la salud de nuestra flota antes de afrontar la temporada que se avecina. Tienes, desde luego, también la posibilidad de recurrir al alquiler de vehículos industriales, una opción muy práctica, en especial para trabajos especiales o puntuales. Repasemos algunos consejos básicos para la puesta a punto de tu herramienta de trabajo más importante.


1.Presión y estado de los neumáticos

Ya en otras ocasiones hemos hablado del especial castigo que los neumáticos reciben durante los meses de calor, incluso aunque permanezcan parados: Las altas temperaturas que alcanzan tanto el ambiente como el asfalto dañan la cámara y las cubiertas. Asegúrate de que las bandas de rodadura mantienen una profundidad de huella dentro de los límites legales, capaz de garantizar un buen agarre. Aunque menos castigados, echa también un ojo a los llamados hombro, franco y talón del neumático, es decir, las partes de la rueda que no entran en contacto con el suelo. Por último, comprueba la presión.


2.Nivel de líquidos del vehículo industrial

Los líquidos son una parte esencial en el funcionamiento de nuestro vehículo. Una a la que, con frecuencia, prestamos poca atención o dejamos en segundo plano, pese a su incidencia directa en la salud del motor e incluso la seguridad. Es por ello importante vigilar niveles de aceite, frenos y refrigerante. Recuerda si es momento de cambiar el aceite. Como sabes, el ciclo suele rondar los 50.000 kilómetros, aunque todo depende del diseño del motor y del uso concreto que se da al vehículo, entre otras cosas.


3.Revisión de las luces del vehículo de trabajo

Las luces son otro aspecto clave de la seguridad, sobre todo si nos dedicamos al transporte de mercancías e utilizamos vehículos pesados. También las luces internas deben ser tenidas en cuenta… Son algo más que decoración. Así pues, revisa que ninguna de ellas se ha fundido y asegúrate de llevar siempre los pertinentes recambios. De paso, te recordamos lo desaconsejable que es circular de noche con la luz interna de la cabina encendida.


4.Limpieza de la caja o remolque del camión

La limpieza de la caja, en el caso de que te dediques al transporte es, obviamente, algo que debes cuidar con celo todo el año. Nunca está de más, sin embargo, recordarlo: Un buen enjabonado y pistoleado del interior del remolque con agua a presión lo dejan como nuevo. Siempre, claro, hay que realizar la tarea con atención a los productos que puedes o no utilizar, si te dedicas a la industria alimentaria, por ejemplo.


5.No esperes a última hora para revisar tu vehículo de trabajo

Y, por último, un recordatorio: Que no te absorba el ritmo de trabajo de los siempre acuciantes plazos. Si tus vehículos muestran signos de requerir un recambio o reparación, no esperes al último momento o, aún peor, a que sea demasiado tarde y tu furgoneta, camión u otro caiga en combate en pleno trabajo, con el trastorno que esto supone, en especial de cara a los clientes.


6.¿En propiedad o alquiler de vehículos industriales?

Seguro que estos consejos-recordatorio te son útiles en estas fechas. ¿Por las características de tu negocio te interesa, más que adquirir en propiedad, recurrir a vehículos industriales del alquiler? En ese caso DFM Rent a Car es la empresa que estás buscando. Con delegaciones en gran parte del territorio nacional, te ofrecemos alquiler de vehículos de trabajo de todo tipo y siempre a punto: desde furgonetas a cabezas tractoras y otros.

Alquiler flexible
Precio especial por días
Atención personal
Vehículos industriales